“Usamos lo que nos pasa en la vida porque es todo lo que tenemos” Marcus Aurelius

¿Podemos ser edificados o demolidos por los eventos exteriores y que están fuera de nuestro control?

Para la mayoría de las personas si, pues son los eventos externos y los que están fuera de su dominio, los que de alguna manera van a determinar su destino, su buena o mala suerte en la vida, sin remedio alguno.

Para otros sin embargo esto no es así, y de manera sutil pero contundente, desbaratan toda exigencia de lo que deben hacer otros, o de lo que debe pasar en la vida, para que uno esté bien y contento.

Para la persona que conserva en su interior el espíritu guerrero, las circunstancias difíciles no representan un obstáculo sino una oportunidad de convertirse en un ser más poderoso.

Piénsalo bien, no podrás encontrar un gran ejemplo en la vida, si la persona que piensas que te inspira, nunca se levantó a pesar de todas las dificultades o impedimentos que tuvo.

Lo que hace excepcional a una persona como guerrero, es su capacidad de aceptar la derrota, la humillación e incluso la muerte. Despierta admiración el cómo entiende la adversidad como un desafío, y como después de cada duro golpe se levanta de nuevo sin queja alguna.

Esto por supuesto rebasa por mucho el ámbito normal de entrenamiento de las artes marciales, reducidas a un tiempo y espacio limitados, enmarcadas formal y generalmente solo a lo físico y a lo técnico.

Pero si lo deseas y tienes la paciencia junto con la perseverancia necesarias, tal vez logres alcanzar la comprensión de lo que es el Budo (El Camino del Guerrero), en nuestros tiempos y vidas cotidianas.

Sinceramente.

Alejandro Estrada
Director Tatsujin Dojo
www.ninjutsucolombia.com

Open chat