“¡Voy a volar! Dijo el gusano. Todos se rieron, excepto las mariposas.”

Autor Desconocido

El título de este texto corresponde a una de las tantas frases que hizo en su momento el famoso Mohamed Alí, considerado uno, sino el mejor boxeador de todos los tiempos, en este deporte.

Él decía que “flotaba como mariposa y picaba como abeja”, y con esto ilustraba su teoría de que “si te mantienes en movimiento en el ring es muy difícil que te golpeen, pero si te quedas quieto, te pueden noquear”.

La imagen en movimiento gif que presento en este texto, se ve como Mohamed Alí en un segundo y fracción, evade limpiamente cuatro golpes vertiginosos, en absoluto control y serenidad.

Para mí es sorprendente encontrar en esta afirmación una absoluta conexión con uno de los aspectos esenciales de nuestro entrenamiento marcial: “El Movimiento”.

Esto podemos verlo en su fase externa, donde debemos desarrollar la tarea de recuperar o mantener y afinar nuestras habilidades motrices corporales, con el fin de poder realizar nuestras técnicas marciales cada vez con mayor sutileza y eficacia posible, una labor nada fácil, pero posible, demostrada así por los grandes maestros.

Y también podemos verlo en su fase interna, donde se vuelve aún más interesante y de pronto aún más difícil de acuerdo a cada quien; y es que esta parte, tiene que ver con nuestra forma de pensar y actitud frente a las situaciones de la vida.

La mayoría de nosotros en un momento dado, nos hemos paralizado ante circunstancias difíciles, en algunos casos pudimos reaccionar de manera tardía y en otros nunca lo hicimos y fuimos “noqueados” dolorosamente.

El inconveniente es serio, cuando definitivamente vamos perdiendo nuestra capacidad de reacción y continuamente nos vemos “derribados” por los diversos eventos, y vamos perdiendo la fe en nosotros mismos, por lo cual nos vamos debilitando como personas o seres humanos.

Peor aun cuando de manera “inconsciente” decidimos tomar la postura (Kamae) de “victima” y nos resignamos a padecer las injusticias de la vida, y ahí si hay que decir: “¡apague y vámonos!”.

Ya sea que lleves mucho o poco tiempo entrenando en Tatsujin Dojo, ojala vayas encausándote sobre el significado del Budo japonés, en el modo en que “antiguas enseñanzas” pueden impactar en tu personalidad al descubrir que tienes más recursos de los que pensabas, para vivir la vida del modo que deseas vivirla.

Puede ser que aún este significado se escape de tu compresión, pero si te mantienes en “movimiento”, a pesar de los golpes de la vida (pandemia por ejemplo) y no te permites resignarte, es porque ya tienes dentro de ti, la semilla  del “Nin” (Paciencia y Perseverancia).

Mantente en entrenamiento del Ninjutsu, que es lo mismo que entrenarse en el movimiento de la vida, dedícate a través de este a elevar tu energía vital y a mantenerla en alto, activa tu capacidad de comprensión de manera consciente y decídete a enfrenar con serenidad los desafíos que te corresponden vivir.

Sinceramente

Alejandro Estrada
Director Tatsujin Dojo

Open chat