Noticias
Actividades
La Esencia del Ninjutsu
Pautas de Participación
Reglas de la Bujinkan
Código Moral
Jihi No Kokoro
Tenchijin Ryaku No Maki
Ryuha
Preguntas Frecuentes
Testimonios
Programa Entrenamiento
Sistema de Graduación
Sedes y Horarios
Autores Destacados
Boletines y Artículos
Libros Descargables
Bujinkan Masaaki Hatsumi
Bujinkan Juan. M. Serrano
Bujinkan Pedro Fleitas
Bujinkan Giuseppe Costa
Bujinkan Dojo Bogota
Bujinkan Taikai Colombia
Aikido Bogota
Karate Bogota
La Esencia del Ninjutsu
SEGUN ARNAUD COUSERGUE SHIHAN
“La Esencia del Ninjutsu está en la Integridad”
Después de todos los años en que el movimiento Ninja existe, pienso que se vuelve necesario responder a la pregunta: “¿qué es un Ninja? Las películas, y los libros sobre todo han hecho hincapié en el aspecto de los “poderes mágicos” del Ninja, o en sus capacidades para el espionaje y el asesinato. ¿Se basan estas exageraciones en un trasfondo real? pero ¿y la visión del Maestro Hatsumi?

Quizá en las persistentes visiones del tiempo actual, sean ya el momento perfecto para pretender incluir lo que es la esencia del Ninja para Hatsumi Sensei, a principios de este nuevo siglo XXI.

“El Ninja aspira a unir su espíritu y sus técnicas para alcanzar la “unidad”, es decir, que aspira a convertirse en una persona poco común. Algunas personas intentaron desarrollar capacidades sobrehumanas a través de su entrenamiento en Ninpo, pero nunca han pasado de ser grandes Ninja. Es relativamente fácil convertirse en un superhombre, pero sobre todo la práctica del Ninjutsu vuelve a la gente más consciente de la dificultad de convertirse en seres humanos “verdaderos”.

Es con esta frase que Hatsumi Sensei introduce la definición de la esencia del Ninja (extraído del camino del Ninja).

De golpe, toda tentativa vista a definir el Ninja sobre un plan técnico únicamente es incorrecta. El Ninja es sobre todo un ser humano verdadero. En su definición, Sensei no habla de magia ni de espías, él habla de ser humano en su más alta acepción.

El Ninja no es solamente un superhombre, es un ser verdadero y es pues el objetivo que debemos alcanzar hoy día, y es a través de los temas anuales otorgados por Sensei que evolucionamos.

Esta evolución de nuestros espíritus y nuestras técnicas, ha comenzado en el momento que abordamos el estudio de los principios de cada una de las escuelas de la Bujinkan.

Budô Taijutsu: 1998 / Taihen Jutsu - Shinden Fudô Ryû 1999 / Daken Taijutsu - Kukishinden Ryû 2000 / Koppô Jutsu - Koto Ryû 2001 / Kosshi Jutsu - Gyokko Ryû 2002 / Jû Taijutsu - Takagi Yôshin Ryû.

Ninpô Taijutsu: 2003 / Juppô Sesshô (part. 1) - San Jigen no Sekai 2004 / Juppô Sesshô (part.2) - Yûgen no Sekai

En 2003, Sensei decía que el Juppô Sesshô era la expresión del Ninpo Taijutsu y que este principio no se podía abordar, sino hasta después de comprender la esencia de los cinco principios: Taihen Jutsu, Daken Taijutsu, Ju Taijutsu, Koppô Jutsu y Kosshi Jutsu. Esto es el porque él repite constantemente, que los que no van a Japón en estos últimos siete años no pueden comprender su enseñanza.

Por supuesto que tienen un buen nivel técnico, pero solo hacen Ninjutsu y no pueden pretender convertirse en Ninja. Ya que el verdadero Ninja busca transformarse en un autentico ser humano y no solamente en un súper combatiente. El Ninja “aspira a unir su espíritu y sus técnicas para alcanzar la “unidad”, es decir, que aspira a convertirse en una persona poco común”.

Todo queda explicado en esta frase. Si su deseo es fuerte pero está enfocado con el único fin de saltar sobre los techos, de espiar o de realizar rituales mágicos, entonces el Ninjutsu de la Bujinkan no está hecho para usted.

Al buscar obtener demasiados poderes, a menudo se olvida que lo más importante es aprender a convertirse en un ser humano responsable. Esta palabra “responsabilidad” es vital para no extraviarse en los retorcidos caminos de nuestros deseos egóticos. Ser responsable quiere decir ser capaz de “responder” por nuestros actos.

La actual evolución de la sociedad humana nos prepara para muchas cosas, pero ciertamente no nos enseña a devenir en seres responsables. Por tanto los sentidos del honor, la bravura, la honestidad y la responsabilidad, son los objetivos que nos debemos fijar para convertirnos en auténticos Ninja.

Cuando Sensei dijo que: “Algunas personas intentaron desarrollar capacidades sobrehumanas a través de su entrenamiento en Ninpo, pero nunca han pasado de ser grandes Ninja.”, nos explica que las proezas físicas no determinan de ninguna manera nuestro estatus de Ninja. El Ninja del siglo XXI es un ser que fundamentalmente vive en armonía con su ambiente social, humano y natural.

Su trabajo como aprendiz de Ninja, no se limita a unas horas en la tarde en el Dojo. ¡Esto solo representa mínimamente una decena de horas por semana, mientras que la vida transcurre las 24 horas del día! Utilice su progresión en nuestra disciplina para transformarse interiormente. Un Ninja debe ser curioso para poder abrirse a todas las cosas. Takamatsu Sensei decía que para el Ninja “no debe existir tal cosa como la sorpresa”. Esto es válido dentro del combate real “Jissen”, y ciertamente más importante también lo es para la vida real “Jissen”.

Abandone sus mascaras y sus tinieblas; los rituales y el misticismo esotérico se vuelven contra usted. Conviértase en un Ninja por el desarrollo de su excelencia y no por medio de artificios y máscaras. Transfórmese en lo que usted realmente es y no en lo que los demás quieran o crean que debe ser.

Creer en el Ninja dotado con súper poderes y no trabajar más que en ese sentido, es perder de vista la esencia del Ninja. Es una ilusión más.

Ya lo que enseña Hatsumi Sensei es a través de un conjunto de técnicas de escuelas antiguas de Ninjutsu, es sobre todo un esfuerzo por alcanzar un estado evolutivo personal llamado “Bujin” ó “Maestro de la Paz”. Sensei emplea a veces el término de “Tatsujin” que se traduce a veces como “ser humano realizado”.

He aquí el objetivo planteado del practicante de Bujinkan. Este es un objetivo difícil de alcanzar ya que: “… la práctica del Ninjutsu vuelve a la gente más consciente de la dificultad de convertirse en seres humanos “verdaderos”.

Este enfoque del Ninpo Taijutsu es tan valido, como cualquier otro Arte Marcial que usted practique. Cualquier Arte Marcial es un medio privilegiado para mejorar como ser humano. El camino es largo y sembrado de obstáculos, pero repleto de felicidad mientras enseña a tener la actitud justa en todas las cosas.

“Solo cuenta la marcha. Ya que ella es dura, y no el objetivo que es la ilusión del viajero”

Saint Exupery.

Más Información Relacionada:

 

 

Bujinkan Tatsujin Dojo Colombia® - 1993 • 2013 - Todos los Derechos Reservados
Ultima Actualización Octubre 9, 2017